TODA LA INFORMACIÓN QUE SE PLASMA AQUÍ, ES INFORMACIÓN REAL QUE NO SE SUELE TENER EN CUENTA POR ALGUNOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN.

ESTE BLOG, NO SE HACE RESPONSABLE DE LOS COMENTARIOS VERTIDOS AQUÍ.

LES RECUERDO QUE LAS IP´S QUEDAN GRABADAS EN BLOG, POR SI ALGUNA AUTORIDAD LAS SOLICITA.

domingo, 15 de agosto de 2010

«Mientras el padre me sujetaba, su hijo no cesaba de darme puñetazos, pensaba que me mataban»


Se llama Javier, tiene 21 años de edad y ha sido víctima de una brutal paliza que casi acaba con su vida. Al parecer y, según las primeras hipótesis de la investigación, el joven se encontraba, hace unos días, en compañía de un grupo de amigos en las inmediaciones de la rotonda de entrada al Port d'Andratx, a unos escasos 300 metros de una conocida discoteca. Según relataron familiares próximos a la víctima, Javier se encontraba, sobre las tres o las cuatro de la madrugada, saliendo del centro de ocio. En ese momento el joven fue alertado de que a uno de sus amigos le estaban agrediendo. Al dirigirse hacia el foco de la pelea, mucho antes de llegar, el chico fue sujetado por detrás por un hombre mientras que su hijo inició una avalancha de puñetazos y patadas. «El padre me tenía sujetado por detrás. Yo no pude defenderme en ningún momento. Su hijo, un chico al que no había visto nunca, comenzó a pegarme puñetazos y patadas. Pensaba que me mataban», concluye Javier.

Acto seguido, tras requerir la presencia de la Policía Local y de la Guardia Civil, el joven fue atendido ‘in situ' y trasladado al hospital debido a la gravedad de sus lesiones. Nariz y pómulo fracturados, heridas, policonsusiones por todo el cuerpo y una importante lesión en uno de sus ojos (se teme que pueda perder la visión) fueron las trágicas consecuencias.

La rápida actuación del Grupo de Investigación de la Policía Judicial de la Guardia Civil consiguió identificar a los presuntos autores, que fueron detenidos. Se trata de un hombre y su hijo, ambos de nacionalidad peruana que pasaron varios días privados de libertad.

2 comentarios:

eletse dijo...

Suma y sigue, de verdad que esto se está convirtiendo en una masacre de españoles, sinceramente ya no entiendo la justicia española, claro que seguramente estos colectivos que defienden a estos salvajes estarán felices de que nuevamente una de sus fieras agreda a alguien y no le pase nada, porque aquí al único que le pasa algo es al pobre chico que se puede quedar ciego, los otros si es que aparecen para el juicio saldrán con una palmadita y un ¡no lo vuelvas a hacer!.

DORAMAS dijo...

No, ya están en libertad, aquí no pasa nada.